Amar el silencio

"No sé desde cuándo comencé a amar el silencio.
Aunque creo que él siempre habitó en mí, sólo que antes no lo defendí.

Recuerdo que cuando era pequeña muchos decían: “qué niña tan callada”...como si mi silencio les molestara. Entonces yo me sentía triste, rara; lo que era parte de mi, me hacía mal, porque otros hablaban demasiado.
Hoy, me doy cuenta que ellos siguen hablando y hablando, pero en realidad no dicen nada, son puro ruido.

El tiempo me enseñó a aceptar, descorrió mis vendas, quitó mis murallas, las que me protegían y a la vez me impedían sentir con mi músculo favorito: el corazón.

El tiempo me enseñó a ser paciente, conmigo misma sobre todo, había cosas que todavía no comprendía e intuyo que todavía queda mucho por descubrir.

El tiempo me enseñó también a soltar, por amor o por dolor, puso un gran espejo frente a mi rostro y me dijo: MIRATE. Me asusté por lo que vi, todas mis cobardías, mis máscaras, mis miedos, mis destratos, mi ego, mi yo social, el no dejarme ser. Pero también me mostró lo mejor que tengo: la habilidad de tomar todo como un aprendizaje, mi don de ser humano, el no herir, mi luz, mi dulzura, mi calma cuando todo es un caos.

La vida me quitó cuando menos lo esperaba y me brindó cuando mas lo necesitaba.
Me enseñó a callar cuando las palabras me dejaron sola.
Por primera vez en mi historia, hubo un día en el que nada fue igual, no afuera, sino dentro : el día en que aún con miles de dudas, empecé a confiar en mi."


ƝƛƬƛԼƖƛ ԼЄƜƖƬƛƝ

Escribir comentario

Comentarios: 0